miércoles, 3 de enero de 2018

Si solo conocen el amor de madre

La sonrisa de María José se escuchaba desde lejos, era inconfundible.

Tenia una sonrisa contagiosa, sus amigos muchas veces se ruborizaban cuando estando cerca ella, estimulada por algún chiste comenzaba ha sonreír- Mariaaaaa despacio que te van a escuchar todos los vecinos, solía decirle Magdalena; ella era un poco más tímida y le causaba pánico llamar la atención de los demás, en cambio María era más liberal, le importaba poco la opinión de las otras personas y menos si la criticaban por sonreír-Ellos porque no son felices murmuraba, por eso molesta alguien que es algo más demostrativa…Ni te digo si llegaran a escucharme cuando hago el amor, se escandalizarían.
A veces no se como tu novio Pedro, que es tan serio esta contigo María, se debe sentir un idiota cuando largas la carcajada- jajajajaj no sea tonta Magdalena, el se la banca bien porque me ama-menciono la mujer, que a pesar de estar cerca de los cincuenta años parecía una adolescente.
Quizás Pedro sabia que la sonrisa de su novia en el fondo ocultaba el dolor interno de una vida demasiado difícil; nunca es fácil cuando sos madre soltera y tenes que ponerle a la sociedad la mejor cara,
Aunque internamente cargas la cruz de hacerte cargo casi en soledad y sin apoyo emocional de tu vida y de la de tus propios hijos, que solo conocen el amor, de madre.

Autor
Omar Salgado